Tuya y el tiempo de las castañas

Frutos tardíos y otoñales, las castañas. Se recogen a finales del mes de octubre o a principios de noviembre, pero se siguen consumiendo de todas maneras hasta el final del otoño. La seronda, que aún en la urbe alfombra las ciudades con un manto dorado y rojizo, que transforma las pisadas rápidas camino del trabajo (o del paseo, o del deambular) en ruidos agradables, que hace menos pavimento el pavimento. Como las castañas, nos llega un trabajo de Tuya que nos gusta por múltiples razones: la primera, por ser como las castañas, que se hacen esperar pero al comerlas evocan el placer de todos los años anteriores, y para algunos las masivas ingestas en los amagüestus escolares. Pasa igual con este vídeo-álbum: Nos recuerda cuánto nos gustó cuando lo escuchamos por primera vez.
También nos gusta ese viso de colectividad en la creación, diferentes voces y diferentes visiones que construyen juntas.



Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

%d personas les gusta esto: